FSC-CCOO Periodistas | 12 de abril de 2024

A través de una carta

La FEP solicita a la Comisión de Libertades Civiles que garantice la prohibición absoluta del despliegue de programas espía

  • La Federación Europea de Periodistas alerta de la peligrosidad del "software de vigilancia intrusiva" contra los proveedores de servicios de medios de comunicación por motivos de seguridad nacional

05/07/2023.
Imagen de la pantalla de un teléfono móvil. / Joel Saget / AFP

Imagen de la pantalla de un teléfono móvil. / Joel Saget / AFP

La Federación Europea de Periodistas (FEP), de la que forma parte la Agrupación de Periodistas de la Federación de Servicios a la Ciudadanía de Comisiones Obreras (FSC-CCOO) ha enviado una carta abierta a todos los miembros de la Comisión de Libertades Civiles del Parlamento Europeo (LIBE), que está debatiendo las enmiendas al artículo 4 sobre la protección de las fuentes y el uso de programas espía contra periodistas de la Ley Europea de Libertad de los Medios de Comunicación (EMFA).

Suscrita por casi un centenar de periodistas, organizaciones de defensa de la libertad de prensa, la sociedad civil, los sindicatos, los derechos digitales, los editores y los organismos de radiodifusión, la misiva de la FEP instan a los miembros de la citada Comisión a que se opongan al despliegue de "software de vigilancia intrusiva" contra los proveedores de servicios de medios de comunicación por motivos de seguridad nacional.

Para la FEP y todos sus integrantes, la seguridad nacional ha servido de pretexto a los Estados miembros para justificar medidas ilegales e intrusivas contra los periodistas. El informe PEGA -el proyecto de informe elaborado a raíz de la investigación sobre presuntas infracciones y mala administración en la aplicación del Derecho de la Unión en relación con el uso de Pegasus y programas espía de vigilancia equivalentes, que fue aprobado en mayo por el Parlamento Europeo- lo demostró de forma inequívoca.

El uso de programas espía debe prohibirse, ya que da acceso a todas las comunicaciones, fotos, contactos y datos de comportamiento en línea de una persona, sin el conocimiento de la víctima. La confidencialidad de las fuentes y nuestro acceso a un periodismo de calidad que respalde nuestros valores democráticos están en peligro.

Entendiendo, tal y como especifica la FEP en su carta, que la Ley Europea de Libertad de los Medios de Comunicación representa una oportunidad única en una generación para salvaguardar los derechos de los periodistas, la Federación Europea de Periodistas ha solicitado a la Comisión de Libertades civiles del Parlamento Europeo que garantice la prohibición absoluta del despliegue de programas espía y de cualquier otra tecnología de vigilancia en virtud de la letra c) del artículo 4.2, así como tomar medidas represivas en virtud de la letra b) del artículo 4.2, tales como restringir estrictamente la excepción insertando una lista exhaustiva y limitada de delitos graves que las permitan (tal como se definen en el artículo 2 (17) de la propuesta de la Comisión); prever garantías jurídicas, como la autorización previa de un juez independiente, el acceso a recursos jurídicos efectivos y una prueba estricta de necesidad y proporcionalidad y, finalmente, garantizar una protección más amplia contra el acceso a contenidos periodísticos encriptados mediante la inclusión de la enmienda 389 al informe del Parlamento.

La carta adjunta, que también incluye las firmas de todas las principales organizaciones de medios de comunicación y sindicatos, muestra el amplio consenso respecto a que el texto aprobado por el Consejo de Ministros bajo la presidencia sueca no puede aceptarse de ninguna manera, si la Ley de Libertad de los Medios de Comunicación se atiene a su nombre y a las promesas adjuntas.