Propuesta para regular mejor la relación entre la policía y la prensa

    El Centro Europeo para la Libertad de Prensa y de los Medios de Comunicación (ECPMF) ha presentado en Bruselas el primer Código Policial para la Libertad de Prensa. Se trata de un documento con ocho cláusulas que tiene como objetivo regular de forma más precisa las relaciones entre la prensa y los cuerpos policiales, estableciendo unas reglas claras para que ambas partes puedan trabajar juntas respetando cada uno de sus respectivos ámbitos de actuación. Las cláusulas se basan en la investigación de áreas de conflicto entre las dos profesiones de toda Europa y aborda cuestiones relacionadas con la violencia policial, la vigilancia, la acreditación, la protección de las fuentes y la confiscación de material periodístico. Con este código se pretende proporcionar directrices que ayuden a los profesionales y establecer un espacio permanente de diálogo entre los periodistas y la policía basado en una relación de mutua confianza.

    05/12/2019.
    Código Policial del ECPMF

    Código Policial del ECPMF

    En la elaboración del documento impulsado por el Centro Europeo para la Libertad de Prensa y de los Medios de Comunicación (ECPMF) han colaborado distintas organizaciones como la Federación Europea de Periodistas (EFJ), Index on Censorship, el Osservatorio Balcani e Caucaso Transeuropa (OBCT), Ossigeno per l'informazione (O2), y la Organización de Medios de Comunicación de Europa Sudoriental (SEEMO). De la puesta en común de sus conocimientos y experiencias ha surgido un documento que contiene ocho cláusulas básicas que sirven de pauta para regular el comportamiento de los profesionales de la prensa y los cuerpos policiales cuando coinciden en un mismo escenario. Los puntos son los siguientes:

    1) Cualquier tipo de violencia por parte del personal policial contra los periodistas es inaceptable.

    2) Los periodistas tienen derecho a recabar información y la policía debe protegerlos de cualquier interferencia ilegal, especialmente en las manifestaciones.

    3) Los periodistas deben tener derecho a identificar a los agentes de policía y a documentar e informar sobre el trabajo de las fuerzas policiales.

    4) La policía no está autorizada a borrar imágenes ni a confiscar el equipo de los periodistas sin una orden judicial adecuada.

    5) Los periodistas no deben ser criminalizados, discriminados ni incluidos en listas negras por sus opiniones políticas.

    6) Los periodistas no deben ser objeto de vigilancia policial.

    7) Si la policía lesiona, amenaza o acosa a los periodistas, estos actos deben ser condenados, investigados y hechos públicos por investigadores independientes.

    8) La policía debe recibir formación y ser informada periódicamente sobre los derechos de los periodistas.

    La Agrupación de Periodistas de FSC-CCOO acoge de buen grado esta iniciativa y considera que es un paso en la buena direccción teniendo en cuenta los precedentes que hemos vivido en España en tiempos recientes, como por ejemplo los casos de abusos policiales cometidos contra periodistas a raíz de la cobertura de los disturbios tras la sentencia del Supremo contra los líderes independentistas catalanes.

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.