Aumenta a 94 el número de periodistas asesinados en el mundo en 2018

    Según datos recopilados por la Federación Internacional de Periodistas (FIP), en el año 2018 fueron asesinados 94 periodistas en el mundo, con lo que se ha revertido la tendencia a la baja que se venía registrando en los últimos tres años. La cifra supone un incremento del 15% respecto al año anterior. Afganistán y México continúan siendo los países en los que más víctimas mortales se han registrado entre los profesionales de la información y la región más peligrosa es Asia-Pacífico. La Agrupación de Periodistas de CCOO respalda la iniciativa de la FIP de propuesta de Convención de las Naciones Unidas para la Protección de los Periodistas así como el Plan de Acción de las Naciones Unidas sobre la Seguridad de los Periodistas y la Cuestión de la Impunidad.

    02/01/2019.
    Mapa víctimas 2018 (fuente: FIP)

    Mapa víctimas 2018 (fuente: FIP)

    La lista de asesinados elaborada por la FIP contabiliza 84 víctimas mortales (6 de las cuales mujeres) entre periodistas, cámaras, productores y técnicos que perdieron la vida como consecuencia de ataques específicamente dirigidos contra ellos o situaciones de fuego cruzado, pero también incluye una decena más de casos en los que las víctimas fueron trabajadores de medios de comunicación que ejercían como conductores, agentes de seguridad o realizaban tareas auxiliares. Además, se registraron 3 muertes de periodistas por accidente relacionado con su actividad laboral.

    El año estuvo marcado por el asesinato a principios de octubre del periodista saudí Jamal Khashoggi en el consulado de Arabia Saudí en Estambul. Pero la crueldad de este caso singular no debe quitar relavancia a lo que sucede en países como Afganistán y México que lideraron de nuevo en 2018 el funesto ranking de víctimas mortales, con 16 y 11 respectivamente. Afganistán sigue siendo uno de los países más inseguros del mundo para los profesionales de la información por los constantes ataques con bombas perpetrados por las diversas facciones en conflicto, mientras que en México el narcotráfico y el crimen organizado continúa teniendo en el punto de mira a los periodistas que relatan y destapan sus tropelías. El año también nos ha dejado el asesinato en una misma acción de 5 periodistas y trabajadores del periódico Capital Gazette, editado en la ciudad de Annapolis, la capital de Maryland en los Estados Unidos.

    Según la FIP, los conflictos armados y el extremismo militante son actualmente la causa principal de la mayoría de asesinatos de periodistas en países como Afganistán, Siria y Yemen. De hecho, el debilitamiento de los grupos armados está detrás de la reducción de la violencia contra los informadores en países como Irak, que en el año anterior figuraba en el podio de países más peligrosos con más de una decena de víctimas. Por contra, se constata con preocupación el crecimiento del populismo, la corrupción y los ataques contra representantes del periodismo independiente que se han dado en India, Pakistán, Filipinas, y algunos países de Europa y de América Latina.

    Para la Agrupación de Periodistas de CCOO las cifras demuestran que en muchos puntos del planeta aún queda mucho camino por recorrer para garantizar un entorno seguro y adecuado para que los profesionales de la información desempeñen su trabajo sin temer por su integridad física y el miedo a perder la vida. Es por ello que seguimos respaldando las iniciativas que luchan en esta dirección como la propuesta de Convención de las Naciones Unidas para la Protección de los Periodistas, avalada por la FIP, así como el Plan de Acción de las Naciones Unidas sobre la Seguridad de los Periodistas y la Cuestión de la Impunidad.

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.