CCOO pide a la autoridad laboral que se considere nulo el ERE que afecta a 10 trabajadores de La Tribuna de Ciudad Real

    La Representación Legal de los Trabajadores (RLT) considera que la empresa ha actuado desde la mala fe negociadora presentando un proceso de extinción colectiva de contratos para ahorrarse las indemnizaciones por despido improcedente de diez profesionales, uno de ellos, delegado de personal.

    31/08/2020.
    Página web de la Tribuna de Ciudad Real

    Página web de la Tribuna de Ciudad Real

    La Federación de Servicios a la Ciudadanía (FSC-CCOO) en Ciudad Real y los delegados de personal de La Tribuna de Ciudad Real S.A. han solicitado a la autoridad laboral que se considere nulo de derecho el acuerdo alcanzado durante la negociación del ERE en esta empresa y mediante el cual se procedió el pasado 13 de agosto al despido de diez profesionales de este periódico, uno de ellos delegado de personal y representante de los trabajadores y trabajadoras.

    En vista de cómo se ha desarrollado el proceso, esta representación legal considera que la empresa ha actuado desde la mala fe negociadora y desde el primer momento ha engañado a la RLT presentando un proceso de extinción colectiva de contratos para ahorrarse las indemnizaciones que por despido improcedente concede la Ley.

    El pasado 31 de julio, La Tribuna de Ciudad Real comunicó la presentación de un proceso de extinción colectiva de contratos que afectaba a 19 de sus 28 trabajadores y trabajadoras. Tras esta comunicación, se inició una negociación con los y las representantes de personal que culminó el pasado 13 de agosto con la extinción del contrato de 9 trabajadores que percibirían una indemnización de 28 días por año trabajado sin tope de mensualidades.

    En primer lugar, a mitad del proceso de negociación la empresa decidió no incluir en los despidos a los trabajadores y trabajadoras mayores de 55 años, a pesar de que se hizo constar en repetidas ocasiones que eso suponía la extinción del contrato de un miembro de la RLT, fotógrafo en La Tribuna de Ciudad Real, lo que obligaría a tener que recurrir a los tribunales a pesar de llegar a un acuerdo para la ejecución del proceso de extinción colectiva de contratos.

    Para cubrir el total de los despidos, se procedió a abrir un proceso de voluntariedad bajo la premisa de que las trabajadoras y trabajadores que no salieran voluntarios percibirían solamente la indemnización mínima legal de 20 días establecida en este tipo de procesos de extinción colectiva. Un proceso al que se vieron obligadas a sumarse 8 personas que consideraron que la voluntariedad era la única manera de poder salir de una forma digna y con garantías de la empresa.

    Durante la negociación, algunos trabajadores y trabajadoras fueron alentados por la empresa a no presentarse voluntarios a las extinciones de contratos propuestas, disponiendo de una información que otros no tuvieron, por lo que la RLT considera que se produjo un claro perjuicio a estos últimos que veían como casi inevitable la opción entre elegir un despido de 20 días por año o una salida indemnizada con una cuantía mayor. Lo que supone, según el punto de vista de las los representantes de los trabajadores y trabajadoras, una maniobra por parte de La Tribuna S. A. realizada de mala fe, como el resto de la negociación.

    Por otro lado, y para conseguir llegar al número de 11 despidos que, según la empresa, eran los necesarios para hacer viable el modelo de negocio que se va a poner en marcha a partir del 1 de septiembre, se atribuyó en el citado acuerdo la capacidad de rescindir el contrato con las mismas condiciones a tres personas más con el único criterio de que una perteneciese a la categoría de redactor, otra a la de fotógrafo y otra a la de repartidor.

    Finalmente, la empresa solamente procedió al despido del fotógrafo, a pesar de su condición de representante de los trabajadores, y sin haberle ofrecido ninguna alternativa a esta rescisión de contrato, cosa que sí que se ha hecho con los otros dos trabajadores con categoría de jefe de sección que forman parte de la plantilla de La Tribuna de Ciudad Real S.A., con lo que el total de los despidos solamente ascendió a 9 trabajadores y trabajadoras.

    Por último, y al conocer la empresa que la Federación de Servicios a la Ciudadanía de CCOO Ciudad Real iba a presentar estas alegaciones ante la autoridad laboral competente aduciendo mala fe negociadora, procedió al despido de un trabajador más (un repartidor), el pasado martes 18 de agosto de 2020, para cumplir los números mínimos y evitar que la autoridad laboral tome medidas ante la conducta impropia ejecutada por la empresa.

    Por todas estas cuestiones, CCOO y la representación legal del personal de La Tribuna de Ciudad Real piden a la autoridad laboral que se considere la anulación del ERE, se indemnice a los despedidos con las cuantías establecidas en la ley como consecuencia del despido improcedente y que se restituya en su puesto de trabajo al delegado de personal afectado por este ERE que se ha realizado desde la mala fe negociadora, con ocultación de información y el más absoluto desprecio al artículo 28 de la Constitución Española y a la Ley de Libertad Sindical de 1985.

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.