Libertad para la periodista Hajar El Raissouni encarcelada en Marruecos

    La Agrupación de Periodistas de CCOO exige la inmediata puesta en libertad de la periodista Hajar El Raissouni que lleva una semana recluida de forma preventiva en una prisión marroquí cercana a Rabat, junto a su pareja y varios miembros del personal de una clínica, acusada de aborto y de haber mantenido relaciones prematrimoniales con su prometido. Ante la vista que tendrá lugar este lunes 9 de septiembre, la Agrupación de Periodistas de CCOO se suma a la petición expresada por numerosas organizaciones locales e internacionales de defensa de los derechos humanos para que las personas detenidas sean puestas en libertad y se retiren los cargos.

    09/09/2019.
    La periodista Hajar El Raissouni (Facebook)

    La periodista Hajar El Raissouni (Facebook)

    Existen fundadas sospechas de que la detención de Hajar El Raissouni está relacionada con su actividad periodística y tiene como objetivo amedrentarla a ella y a su entorno. La periodista es redactora del diario Akhbar Al Yaoum, uno de los más prestigiosos de Marruecos, y es conocida por haber llevado a cabo una de las coberturas más completas de las protestas del movimiento 'Hirak' en el Rif en 2017 y 2018. Además, es sobrina de Ahmed Raissouni, presidente de la Federación Mundial de Ulemas Musulmanes, y miembro del Movimiento Unidad y Reforma, brazo ideológico del Partido Justicia y Desarrollo (PJD), que se ha mostrado crítico con la acumulación de poder, tanto civil como religioso, en manos del rey Mohamed VI.

    El arresto se produjo la mañana del sábado 31 de agosto en las inmediaciones de una clínica ginecológica a la que la periodista había acudido para tratarse de una hemorragia interna. Unos agentes de seguridad detuvieron a la informadora y también arrestaron a su pareja, un profesor universitario sudanés, y a tres miembros del personal de la clínica, un ginecológo, su ayudante y una secretaria.

    Los acusados comparecieron ante un Tribunal de Primera Instancia de Rabat y denunciaron que durante las 48 horas que pasaron bajo custodia policial no pudieron ponerse en contacto con su abogado. Él mismo explicó posteriormente que la exploración médica que le hicieron a Hajar El Raissouni demostró que no se había sometido a un aborto, algo que corroboró el Hospital Universitario Ib Sina a petición de la Fiscalía.

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.