Amenazan de muerte a la secretaria general del sindicato de periodistas paraguayos

    La Agrupación de Periodistas de CCOO rechaza y condena con rotundidad las amenazas de muerte que ha recibido a través de las redes sociales la periodista Noelia Díaz Esquivel, secretaria general del Sindicato de Periodistas de Paraguay (SPP). Se trata de un ejemplo más de ataque a la libertad de prensa que no se puede tolerar bajo ningún concepto en un régimen democrático que debe velar por los derechos fundamentales y luchar contra todas las acciones encaminadas a denigrar la dignidad y la integridad de las personas, en especial de las mujeres.

    12/10/2018.
    La periodista Noelia Díaz (foto Instagram)

    La periodista Noelia Díaz (foto Instagram)

    Tras publicar información sobre el asesinato de una mujer a manos de su expareja la periodista recibió varias amenazas de muerte, entre las cuales la de un usuario que escribió "(...) me encantaría asesinarte y hacerte tira de asado. Luego de eso me voy a la cárcel feliz y lo voy a hacer. Te voy a encontrar". Díaz Esquivel presentó inmediatamente una denuncia ante la Unidad de Delitos Informáticos del Ministerio Público y se solicitó la aplicación del protocolo de seguridad de periodistas en alto riesgo en la Comandancia de la Policía Nacional.

    Nos solidarizamos con el Sindicato de Periodistas de Paraguay (SPP), cuya secretaria general es la periodista amenazada, y apoyamos a la compañera que, en un mensaje publicado en su perfil de Twitter, reconoció tener miedo y explicó que tomaría medidas para garantizar su propia seguridad y la de su familia. "No voy a parar hasta que mis hijas accedan a los mismos derechos que los hombres y gocen de una vida libre de todo tipo de violencia", añadió.

    El caso de Noelia Díaz Esquivel no es lamentablemente un caso aislado sino un ejemplo más del creciente clima de agresiones y violencia de género ejercida contra mujeres periodistas. Su denuncia sistemática de las violaciones de derechos que sufren las mujeres y su exposición pública las ha convertido en blanco de todo tipo de ataques que no son aceptables en ningún estado de derecho, que debe velar por los derechos fundamentales y luchar contra aquellas acciones encaminadas a denigrar la dignidad y la integridad de las personas, en especial si van dirigidas contra colectivos especialmente vulnerables por razón de sexo, raza o religión.

    En España, un estudio reciente de la Plataforma en Defensa de la Libertad de Información (PDLI) indica que las mujeres son las principales víctimas de los ataques sufridos por el conjunto de los profesionales de los medios de comunicación. No es posible garantizar la libertad y el derecho a la información si no pueden desempeñar su trabajo sin insinuaciones, comentarios sexistas, acoso y amenazas que lo único que pretenden es silenciar su voz.

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.