Sentencia contra la transparencia en los gastos de eurodiputados

    El Tribunal General de la Unión Europea ha dictaminado que los gastos de los eurodiputados pueden permanecer en secreto. Da la razón así al Parlamento Europeo que había negado a un grupo de periodistas acceder a documentos relacionados con los gastos de los diputados alegando que si lo permitiera se estaría socavando su privacidad personal.

    26/09/2018.
    Votación gastos eurodiputados

    Votación gastos eurodiputados

    El Tribunal General de la Unión Europea ha dictaminado que los gastos de los eurodiputados pueden permanecer en secreto. La máxima instancia de la justicia a nivel comunitario da la razón así al Parlamento Europeo que se había negado a permitir el acceso a un grupo de periodistas a documentos relacionados con los gastos de los diputados alegando que de hacerlo se estaría socavando su privacidad personal. La Agrupación de Periodistas de CCOO no comparte esta decisión y exige a las instituciones que promuevan las medidas necesarias para mejorar la transparencia y el acceso a la información en el seno de la Unión Europea.

    La solicitud la hizo un grupo de 29 periodistas en 2015 que deseaban acceder a la información sobre los registros de gastos de los diputados en el Parlamento Europeo. Según cálculos de la Fundación Euractiv, el 27% del presupuesto anual de la eurocámara en 2014 (unos 474 millones de euros) se destinó a cubrir los gastos generales de los diputados, apartado que incluye salarios, costes de viaje, oficinas y asistentes personales. El Tribunal argumenta que la negativa del Parlamento a facilitar los documentos solicitados está en consonancia con la legislación de la Unión Europea sobre protección de datos personales, dado que el acceso a documentos que contienen información de personas físicas que pueden ser identificadas es suficiente para menoscabar la privacidad de los diputados.

    Se recurrirá la sentencia

    La abogada de los periodistas, Nataša Pirc Musar, considera la decisión del tribunal injustificada y que en este caso la regulación de la UE se ha interpretado de manera incorrecta: “la resolución abre la puerta a que a partir de ahora los eurodiputados puedan invocar cuando políticamente les convenga dicha protección de datos personales, lo que únicamente va en detrimento de la transparencia. Se estaba discutiendo un caso que afecta al destino de una gran cantidad de fondos públicos que, tras esta resolución, permanecerán en secreto”.

    Una de las periodistas que solicitó que se divulgara esta información, la eslovena Anuška Delić, califica de equivocada la sentencia: “la decisión del Tribunal de Justicia de la UE es vergonzosa y, combinada con la manifiesta falta de voluntad de los eurodiputados de que sus gastos sean auditados, es munición para los grupos euroescépticos. Además, demuestra que los diputados del Parlamento Europeo constituyen una clase aparte, privilegiada y que no tiene que rendir cuentas ante nadie, y menos ante la población que les ha elegido”. Delić asegura que los documentos que solicitaron en ningún caso eran datos personales de los diputados, un extremo que ha sido ignorado por el tribunal, y por eso ha anunciado que recurrirán la sentencia.

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.